10 consejos para correr durante el embarazo

Durante el embarazo se puede seguir haciendo ejercicio a un ritmo tranquilo, muchas embarazadas corredoras tienen dudas y no saben si podrán seguir corriendo durante el embarazo, pero si el embarazo no es de riesgo no tienes porque dejar de correr. Por supuesto debes consultar con tu médico en todo momento porque cada embarazo es diferente pero teniendo en cuenta algunos consejos se puede seguir corriendo durante todo el embarazo.

  1. correrembarazada2Baja el ritmo durante el embarazo y no te esfuerces al máximo. Corre para disfrutar, mantenerte en forma, eliminar estrés o controlar el peso, pero no para competir, ni hacer series o cuestas.
  2. No empieces a correr si no lo has hecho antes o hace mucho que no corres. No es el momento de los nuevos retos, mejor intenta caminar rápido ya podrás correr cuando nazca tu hijo.
  3. Habla mientras corres o lleva pulsómetro. Debes correr en una zona aeróbica suave, si no tienes pulsómetro, basta comprobar que puedes mantener un ritmo de conversación mientras corres, así te aseguras que si no te falla el aliento para hablar, tampoco le falta oxígeno a tu bebé.
  4. Cuidado con las caídas. Tu centro de gravedad está cambiando, tus articulaciones son más elásticas y tu cuerpo pesa más ahora, por lo que es más fácil caerse cuando corres. Procura no correr por lugares que no conoces, cuesta abajo, o caminos de montaña con dificultad técnica.
  5. correrembarazada6Controla tu suelo pélvico. Aprovecha los estiramientos después de correr para trabajar la zona pélvica y así tendrás más control sobre el parto y mejor recuperación y control de la orina después de tener a tu bebé.
  6. correrembarazada5Cuida tu espalda. Tu postura va cambiando y tu espalda soporta el peso extra de tu barriga, especialmente al correr. Es importante que trabajes con la espalda ‘en redondo’ como habrás oído alguna vez en yoga o pilates.
  7. Corre con un buen corpiño de alto impacto. Seguramente hayas aumentado una o dos talles de corpiño, busca un talle adecuado y así evitarás el descolgamiento del pecho ¡También así será más cómodo correr con dos pesos extras nuevos!
  8. Escucha tu cuerpo y tus sensaciones. Habrá días que no tendrás ganas de correr y no tienes porque obligarte, puedes ir a nadar o a pasear o hacer pilates, yoga o estiramientos.
  9. correrembarazada3Hidrátate bien. Durante el embarazo todo cambia en tu cuerpo, retienes más líquidos y puede que pienses que no debes beber tanta agua, pero es al contrario, especialmente si vas a hacer deporte. Correr es especialmente bueno para eliminar líquidos, puede que tengas que parar una o dos veces durante la carrera a orinar, ya que al moverte estimulas la circulación venosa y linfática y vas deshinchándote. Por eso es conveniente beber agua que te va a ayudar a limpiar el cuerpo y a mantener la hidratación.
  10. Evita correr con calor. Si entrenas fuerte o corres a temperaturas altas, aumenta tu temperatura corporal y tu cuerpo reacciona sudando para bajar la temperatura, pero el feto no puede sudar y tu barriga se convierte en una ‘bolsa’ de agua caliente, que puede provocar una hipertermia fetal, perjudicial para el bebe. Evita las horas más calurosas y lleva ropa técnica para correr fresquita.
  11. correrembarazada4

 

Fuente Sportlife.com

Pin It on Pinterest

Share This